LO QUE CREEMOS

Nuestra Declaración de Fe representa las creencias más simples y fundamentales de la ortodoxia cristiana, desde una perspectiva bíblica e histórica. Mantenemos estas siete creencias centrales como esenciales para la fe cristiana y todos nuestros conferencistas se adhieren a estas verdades.

Creemos . . . que la Biblia es la Palabra de Dios inspirada verbalmente y sin errores, como se escribió originalmente. Es la revelación completa de su voluntad de salvación y la única inquebrantable regla de fe y práctica para la vida cristiana.

Creemos . . . en un Dios, Creador de todas las cosas, existiendo eternamente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, y que estos tres son co-eternos y de igual dignidad y poder.

Creemos . . . en la deidad de Jesucristo; su concepción milagrosa por el Espíritu Santo; su nacimiento virginal; su vida sin pecado; su muerte sustitutiva en una cruz; su resurrección corporal; su ascensión a la diestra del Padre; y su regreso personal e inminente.

Creemos . . . que el hombre fue creado por y para Dios y que al desobedecer a Dios, toda persona incurrió en muerte espiritual, la cual es la separación de Dios y como consecuencia la muerte física. Todas las personas son pecadores por naturaleza y práctica.

Creemos . . . que el Señor Jesucristo murió por nuestros pecados y que todos los que creen en Él son declarados justos debido a su muerte sacrificial y, por lo tanto, están en la relación harmoniosa con Dios.

Creemos . . . en el presente ministerio del Espíritu Santo que mora en todos los creyentes y, por lo tanto, permite y fortalece la vida y el ministerio del creyente.

Creemos . . . en la resurrección corporal de todos los que han vivido, la bendición eterna de aquellos que tienen una relación harmoniosa con Dios y el castigo eterno de aquellos que han rechazado el perdón de Dios a través de su Hijo.